Caries en los niños: controla desde su primer diente.

    Las caries en los niños suelen producirse en los dientes superiores delanteros, aunque otros pueden verse afectados también. La exposición prolongada a los niños de bebidas que contienen azúcar es la principal causa de caries en los niños.  A continuación detallamos dos patologías que, aunque es probable que no conozcáis, pueden afectar a bebés en edad temprana.

caries en los niños

Diente de tiburón.

    Las caries en los niños no son el tema que nos ocupa en este apartado, pero sí las irregularidades en la formación de los dientes. Normalmente, un niño entre los 5 y 7 años pierde sus dientes de leche que son sustituidos por otros permanentes. Hay niños que los pierden antes o después, pero la gran mayoría lo hacen en este abanico de edades.

  En ocasiones puede ocurrir que el diente permanente comience a surgir sin que se haya producido el desprendimiento del diente de leche. Surge así lo que denominamos diente de tiburón, titulado así por la similitud con la boca de este depredador.

   Cifras oficiales afirman que existe un 10% de niños que presentan casos de dientes de tiburón: el diente permanente crece por detrás del de leche porque este presenta dificultades para caerse.

     Puede ser que los dientes de leche tengan las raíces tan fuertes que el empuje de los dientes permanentes no sea suficiente para provocar la caída. También puede ocurrir que no haya suficiente espacio en la mandíbula teniéndose los dientes permanentes que abrirse paso donde pueden. Lo dientes de tiburón también pueden venir provocado por el apiñamiento de la boca que hace que los dientes definitivos se desvíen.

¿Y si el diente de leche no cae?

     No te alarmes no es tan preocupante. Nunca hay que forzar la caída porque esto podría provocar daños en la encía o en el diente definitivo. Si el diente no cae se puede ayudar con el movimiento de la lengua. Siempre es mejor hacer esto que usar la mano para extraerlo.

     Este tipo de anomalías no son un problema bucodental grave. Los dientes tienen tendencia natural a colocarse en su sitio. En la mayoría de los casos se resolverá la situación en pocos días. Eso sí conviene visitar al odontólogo a menudo para evitar otras patologías mayores.

Caries en los niños: caries de biberón.

  Algunas madres dan poca importancia a las caries en los niños cuando se tratan de dientes de leches por tener, estos dientes, un carácter temporal. Las caries en los dientes de leche también provocan dolor, dificultan la masticación y causan la caída de otros dientes. Los niños necesitan dientes fuertes y sanos para masticar y para garantizar el correcto crecimiento de los dientes posteriores.

   Las caries de biberón no reciben este nombre porque el biberón sea el elemento provocador de las caries. El problema viene del azúcar que llevan las bebidas que suelen introducirse en este.

     Un bebé que duerma con el biberón en la boca tiene más probabilidad de desarrollar caries en los dientes de leche. Esto es debido a que sus dientecitos están sin limpiarse durante un largo período de tiempo.

   Los zumos de frutas o infusiones endulzadas no son buenos.  Desde nuestra clínica aconsejamos echar en el biberón únicamente leche en polvo para bebés, leche o leche materna. Hay que evitar llenar el biberón con agua azucarada, jugos y refrescos. Tampoco se debe untar el chupete con sustancias dulces ni usar un biberón como chupete.

      Siempre es mejor la leche del pecho que la suministrada en un biberón.  Un bebé que solo toma pecho podría tener caries si se dan determinadas circunstancias. Aconsejamos siempre la lactancia materna por sus enormes beneficios sin tener esta un papel predominante en el surgimiento de las caries.

Unos últimos consejos…

      No dejes que tu niño pase mucho tiempo con el biberón ni que duerma con él. Limpia sus dientes pasando una gasita o un cepillo especial después de cada comida y antes de dormir.

    Cuando el niño crezca procura que el agua sea su bebida principal. Cuida tu propia higiene dental: las caries se contagian. Después de un año anima a tu hijo para que beba de una taza. Fomenta hábitos alimentarios adecuados para él.

        Tenemos que ayudar a los más pequeños a que mantengan una correcta higiene y unos adecuados hábitos de salud bucodental.

      Si tu niño tiene su primer diente no dude en programar su cita. Nosotros recomendamos que la primera visita coincida con la erupción de los primeros dientes de leche. La segunda, cuando se esté produciendo el cambio de estos dientes.

Recuerda que empezar pronto es la clave para una buena salud dental.

PUEDES COMPARTIR EN LAS REDES
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comentarios Cerrados

Clínica Dental Parisi

Clínica Dental Parisi