Tratamientos

Implantes Dentales

Implantes

Implantes Dentales

Los Implantes Dentales surgen para dar respuesta a las necesidades estéticas, masticatorias y fonatorias que quedan disminuidas tras la pérdida de los dientes naturales. Los dientes se pierden principalmente por enfermedades que afectan a los dientes o a las estructuras que los soportan y en menor medida debido a fracturas y traumatismos.

Ante la ausencia de uno o varios dientes los pacientes que acuden a la consulta del dentista solicitan la opción de tratamiento que le solucione el problema estético y funcional de la forma más conservadora posible, es decir evitando tallar los dientes adyacentes para la preparación de un puente, y esto sólo se consigue mediante los implantes dentales. Aunque a lo largo de la historia se han desarrollado muchos materiales, el material que se usa hoy en día es el titanio.

El Titanio no es sólo un material muy biocompatible con el organismo humano, sino que además presenta una capacidad por la cual el hueso vivo se integra de forma íntima a su superficie, este fenómeno se conoce como osteointegración. De esta forma el hueso acepta el titanio como si en realidad formara parte de la estructura del propio organismo produciendo de esta forma una soldadura biológica. Esta situación ha provocado que estos implantes se conozcan como implantes osteointegrados. En algunos casos concretos y favorables, al paciente, tras someterse a la primera cirugía de implantes, también se le coloca una prótesis inmediata soportada por los implantes.

Este tipo de tratamiento proporciona el más alto nivel de confort, rehabilitación y readaptación del paciente a la vida diaria, pero como señalábamos al principio, debe reunir una serie de características indispensables para llevarlo a cabo.

Se colocan mediante una sencilla intervención quirúrgica de aproximadamente una hora o 30 min, que consiste en labrar progresivamente un lecho en el hueso para permitir estabilizar un tornillo de titanio, del mismo modo que cuando se labra un orificio en la pared para colocar un taco.

Posteriormente existe un periodo de espera en torno a los 3 meses en mandíbula y 5 en maxilar superior conocido como período de osteointegración, después del cual se comienza la elaboración de la prótesis definitiva. Actualmente se tiende a acortar estos tiempos de espera pudiendo incluso colocarse la prótesis en el mismo día de la colocación de los implantes, esta modalidad se conoce como carga inmediata.

Actualmente se pueden colocar implantes incluso en pacientes con severas atrofias óseas mediante el uso de técnicas de cirugía implantológica avanzada, presentando porcentajes de éxito muy altos.

En un porcentaje pequeño de pacientes, la cirugía convencional con implantes no se puede llevar a cabo por motivos anatómicos (falta de suficiente hueso para la colocación de los implantes) o por proximidad a estructuras nobles que pasan a través de la mandíbula (nervio dentario) o el maxilar (seno maxilar). En estas situaciones, el cirujano dispone de técnicas quirúrgicas avanzadas que posibilitan la colocación de implantes dentales.

Existen diversidad de técnicas y variarán en función de las características individuales de cada paciente, pero se puede realizar injertos de hueso para aumentar el volumen disponible para poder colocar los implantes,regeneración ósea mediante factores de crecimiento, empleo de “plasma rico en plaquetas”… En definitiva, podemos concluir que hoy en día ya no existen pacientes que no puedan recibir un tratamiento de implantes por falta o escasez de hueso.

PUEDES COMPARTIR EN LAS REDES
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Clínica Dental Parisi

Clínica Dental Parisi