Consecuencia del estrés: el Bruxismo

         Bruxismo es el término que se utiliza para designar a la acción de rechinar los dientes ya sea mientras duermes o durante el día. Se hace de manera inconsciente, suele aparecer como consecuencia del estrés y se manifiesta a través de movimientos rítmicos e intensos de los músculos que intervienen en la masticación.

consecuencia del estrés-bruxismo

        En el niño puede ser más común y hasta se llega a considerar parte del proceso normal de formación de la mandíbula, pero en un adulto las consecuencias son más importantes. La edad más frecuente de inicio, aunque puede aparecer a cualquiera, está entre los 17 y 20 años. La remisión espontánea se suele producir después de los 40 años, momento en el que ya la enfermedad se vuelve crónica.

       Es un verdadero problema para el paciente y sobre todo para que aquellos que están cercas de personas que sufren misofonía (trastorno psiquiátrico que consiste en la falta de tolerancia a los sonidos cotidianos producidos por el cuerpo de otras personas, como comer, sorber, toser, masticar).

Tipos de bruxismo consecuencia del estrés

Según la manera de rechinar los dientes:

  • Bruxismo céntrico(apretamiento), daña el cuello de los dientes provocando generalmente abfracciones cervicales, siendo los premolares las piezas más comúnmente dañadas. Además de acompañarse de cefaleas tipo tensional.
  • Bruxismo excéntrico(frotamiento), daña el borde incisal y oclusal de los dientes, generando atriciones en distinto grado. Los movimientos excursivos de la mandíbula siguen un patrón definido que se relaciona con el desgaste en las piezas (al momento de deslizar los dientes, los desgastes son coincidentes), afecta mayormente a incisivos.

Según el momento de su presentación

  • Bruxismo del sueño(antes llamado bruxismo nocturno): Ocurre durante el sueño. Generalmente, el paciente no es consciente del problema, y los datos de esta parasomnia proceden de los compañeros de cama o habitación alarmados por el ruido de los dientes, y también de los dentistas que observan la destrucción del esmalte y la dentina. Aparece en las etapas 2 y 3 del sueño no REM (NREM). En un ciclo de sueño de 8 horas, los episodios bruxómanos bordean los 17 y 38 minutos en promedio por noche.
  • Bruxismo de vigilia(antes bruxismo diurno): Ocurre durante la vigilia, generalmente de manera inconsciente asociada a periodos de estrés laboral.

Según el grado de afectación

  • Grado I: la presentación no es agresiva, su reproducción es por un corto periodo de tiempo y a veces de manera ocasional, aunque puede ser inconsciente para el paciente, es reversible ya que aparece y se desvanece por sí solo, puede desaparecer cuando el sujeto lo hace consciente. La ansiedad puede estar ausente en el paciente.
  • Grado II: en este grado la ansiedad ya se encuentra presente, la reproducción está condicionada a los factores facilitadores, la presentación es inconsciente para el paciente y desaparece cuando el sujeto lo vuelve consciente. El hábito grado II puede ser reversible, si no es tratado puede desarrollarse en un hábito grado III.
  • Grado III: la reproducción es constante hasta dentro del entorno familiar y social por incorporación del paciente. La presentación es excesiva e irresistible para el sujeto que la padece aun siendo consciente. Es de difícil manejo y los resultados del tratamiento son insatisfactorios, por lo que se requiere de mayor atención y en el desarrollo de técnicas por parte del dentista que las implementa.

Causas, consecuencias y tratamiento del bruxismo

 

El bruxismo que, como hemos dicho anteriormente, es consecuencia del estrés, desgata el esmalte dental y los propios dientes pudiéndose llegar incluso a la fracturación de alguna pieza o al surgimiento de caries. Las encías se pueden inflamar y se puede producir el desplazamiento de algún diente.

consecuencia del estrés-bruxismo

Además, puede llegar a causar:

  • Dolor de cabeza, de oídos y de cuello
  • Problemas en la articulación temporomandibular
  • Cansancio durante el día
  • Ansiedad
  • Tensión
  • Sensibilidad dental
  • Dificultad para masticar e incluso para hablar e insomnio.

        La causa más habitual por la que surge esta enfermedad es el estrés. El bruxismo es consecuencia del estrés. Aunque también puede surgir como consecuencia de:

  • Alimentación.
  • Consumo de cierta medicación o drogas.
  • Alineación inadecuada de dientes.
  • Postura.
  • Trastornos psiquiátricos o neurológicos.
  • Hábitos de sueño, etc.

       No existe ningún tratamiento local sino más bien prestar atención a los trastornos de ansiedad. Los protectores dentales o férulas previenen  el daño que el bruxismo puede provocar en los dientes. Otra solución puede ser la ortodoncia para alinear o ajustar dientes y la cirugía es la última opción.

       Prevenir la principal consecuencia del estrés es, en ocasiones, hacer ejercicios de relajación o aplicar hielo o paños calientes en la zona donde se produzca el dolor. Además, se deberá evitar comer alimentos duros y dulces y hay que intentar beber mucha agua.

Concluyendo

 

          Es difícil obtener un diagnóstico si el paciente desconoce el problema. Lo mejor es pedir ayuda de los familiares para verificar la situación. Durante el sueño, estos, deben intentar abrir la boca intentando separar los dientes. En estado normal de reposo se abrirá la boca satisfactoriamente. En caso contrario, será difícil separar los mismos.

      Lo mejor es visitar al odontólogo para prevenir esta enfermedad. Somos especialistas en enfermedades bucodentales.

       Contacta con nosotros si, como consecuencia del estrés, crees que puedes tener bruxismo o para prevenir posibles enfermedades.

PUEDES COMPARTIR EN LAS REDES
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comments are closed here.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Clínica Dental Parisi

Clínica Dental Parisi