PROBLEMAS INTERDENTALES CUANDO CUIDAS SOLO LA SUPERFICIE DE TU BOCA

     La mayor parte de los problemas interdentales ocurren cuando limpiamos nuestros dientes con el cepillo convencional.  Cepillamos solo tres de sus caras cuando la realidad es que estos se componen de 5. Las bacterias que se acumulan entre una cara y otra de los dientes son las que provocan gran parte de los problemas dentales y de encías. Mantener estos espacios interdentales limpios es algo fundamental para tener dientes y encías sanos y para presumir de una boca fresca y sana.

problemas interdentales-afecciones-limpieza-interdental

    ¿Sabes qué es el biofilm oral? Es una placa que se acumula en tus dientes, que tiene potencial patógeno y su presencia se asocia a la formación de caries, gingivitis o enfermedades pariimplantarias. Estos resultan verdaderos problemas dentales. Curiosamente se desarrolla en las partes de los dientes a las que el cepillo no llega como hemos detallado en el párrafo anterior.

Existen 4 afecciones que surgen como consecuencia de la falta de higiene en limpieza interdental.

4 problemas interdentales que podrían estar causándote la falta de higiene

CARIES

La caries es una enfermedad infecciosa bacteriana que no se hereda, pero sí se transmite sobre todo a través de la saliva. Es un trastorno común que le sigue en frecuencia al resfriado común. El 80% de ellas son de origen interdental por la falta de higiene interproximal que suelen llevar la mayoría de personas. La placa comienza a acumularse en los dientes al cabo de 20 minutos después de comer. Si ésta no se quita, comenzará a presentar caries. El sector de la población más afectado por caries es el de niños, adolescentes y adultos jóvenes.

ENFERMEDADES DE LAS ENCÍAS

     Las dos enfermedades de las encías más reconocidas tienen su origen en el biofilm acumulado en la zona interdental y en el surco gingival. Tanto la gengivitis como la periodontitis provocan inflamación de la encía. Esta última se caracteriza por provocar la destrucción del periodonto (conjunto de ligamentos que fijan el diente).

Una persona que padezca estos problemas interdentales tendrá las encías enrojecidas, inflamadas y le sangrarán con facilidad. Se presentan en todas las edades. Si la gengitivis no es tratada a su debido tiempo se convertirá en periodontitis pudiendo llegar a producirse la pérdida de la pieza dental.

      Según la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración, la gingivitis y la periodontitis son dos de las enfermedades más comunes. Prevelecen el 59,8% y el 25,4% respectivamente, en adultos de entre 35 y 44 años y el 51,6% y 38% en pacientes de entre 65 y 74 años. Más de la mitad de la población española mayor de 35 años ha sufrido alguna vez gingivitis y una de cada tres periodontitis.

ENFERMEDADES PERIIMPLANTARIAS

      Como en el caso anterior ocurren también por la acumulación de biofilm, pero esta vez se producen en implantes. También existen dos tipos: la mucositis periimplantaria y la periimplantitis. Esta última es la que supone la destrucción de los tejidos de soporte del implante.

    Estas enfermedades se han convertido en todo un reto para los especialistas. Se estima que a los 5 o 10 años de colocación de un implante, un 20% de los pacientes presenta periimplantitis. Esto pone en viabilidad la eficacia de dicho implante.

    Cuidar las encías es fundamental para colocar implantes dentales. Por ello, los odontólogos insistimos en que los implantes dentales deben cuidarse como si fuesen dientes naturales o incluso más.

HALITOSIS

     Es el conjunto de olor desagradable que sale de nuestra boca. Puede afectar a cualquier persona y tener, incluso, implicaciones psicológicas que se manifieste en la forma de relacionarnos. 2/3 de los casos de mal aliento de origen bucal está provocado por las bacterias causantes de la gingivitis y/o la periodontitis. El 1/3 restante se trata de bacterias que se acumulan en las rugosidades de la lengua. Además provocan los problemas interdentales ya vistos anteriormente.

    Este olor característico de la halitosis, es más intenso tras levantarse, porque las bacterias llevan muchas horas multiplicándose. Además el flujo de saliva disminuye durante la noche, lo que hace que los compuestos malolientes se vuelvan más perceptibles. Lo mismo sucede después varias horas de ayuno, tras hablar durante un tiempo prolongado o en situaciones de estrés.

Diferentes problemas interdentales, diferentes soluciones

 

    Creemos conveniente destacar que los métodos de limpieza interproximal son más efectivos cuando la persona está comprometida. Por otro lado, no todos los procesos de limpieza interproximal son aptos para todo tipo de personas y de dientes. Por ejemplo, hay cepillos interdentales que suelen dar muy buen resultado en caso de implantes, puentes, ortodoncia, etc. Pero si el espacio entre diente y diente es muy estrecho aconsejamos la seda dental. Tu cepillo dental deberá ir, por tanto, en función de la anchura de los espacios entre tus dientes.

   En caso de duda, puedes acudir a nuestra clínica para que seleccionemos el método de higiene más adecuado. Garantizamos, de esta manera, una higiene bucal más completa.

Fuente: interprox

PUEDES COMPARTIR EN LAS REDES
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comments are closed here.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Clínica Dental Parisi

Clínica Dental Parisi